FANDOM


Ben Bruckner aparece en la serie en la segunda temporada al entrar como cliente en la re
Normal 459
cién inaugurada tienda de cómic de Michael y pedirle asesoramiento y colaboración para una clase universitaria sobre iconos gay en los cómics de superheroes. Y empiezan a salir juntos.

Michael decide romper la relación al poco de empezar cuando Ben le confiesa que es portador del VIH y éste se muestra incapaz de superar el miedo por un posible contagio. Pero tras varios intentos de encontrar otra pareja descubre que no se puede quitar a Ben de la cabeza y que sigue profundamente enamorado de él. Le dice que está dispuesto a asumir su condición de seropositivo y se van a vivir juntos definitivamente.

Su relación no está exenta de altibajos, celos y discusiones, como cuando Michael descubre habían tenido un lío de una noche con Briann antes de conocerse o cuando Michael le dice que el libro que ha escrito es aburrido y sin ritmo. También Ben se sentirá celoso del éxito del cómic que Michael y Justin publican. Pero su crisis más importante es cuando Ben empieza a tomar esteroides a escondidas lo que le provoca cambios de humor y agresividad y tiene que ser Michael el que le haga ver el peligro que está corriendo y lo importante que es para él.

Una noche Ben conoce a Hunter, un adolescente que vive en la calle prostituyéndose, del que se apiada y empieza a ayudar. La pareja le coge cariño y terminarán adoptándole como hijo. Ben se siente muy unido con el chico y sufrirá mucho durante el periodo en el que este se marcha de casa.

Durante su estancia en Canada por motivo de una carrera ciclista benéfica Ben le pide matrimonio a Michael y ambos se casan allí, donde era legal el matrimonio homosexual a diferencia de su país. A partir de entonces ambos sienten el deseo de sentar la cabeza e irse a vivir a una casa a las afueras lejos del bullicio de Liberty Aveniu lo que causará tensiones con Brian. Aunque será Ben el que intercederá entre ambos cuando Michael y Brian dejan de hablarse